Cómo tratar la fibromialgia de manera natural

La fibromialgia es una enfermedad difícil de detectar, y caracterizada por diferentes síntomas como dolor en las articulaciones y en puntos específicos del cuerpo, fatiga, ansiedad, insomnio e incluso depresión. Su ocurrencia es mucho más común en las mujeres que en los hombres.
El tratamiento común para la fibromialgia suele incluir analgésicos y antidepresivos que ayudan a aliviar los síntomas. Sin embargo, estudios demuestran que, en algunos casos, la medicación administrada es ineficiente y puede incluso causar efectos secundarios indeseables.

Una recomendación que viene ganando fuerza es la de combinar los remedios convencionales con otros tipos de tratamientos y terapias complementarias y naturales, para obtener el mejor resultado posible.

En este artículo vamos a hablar sobre algunas opciones para tratar la fibromialgia de manera natural.

Tratamientos alternativos para la fibromialgia
Vitamina D

Tomar vitamina D ajuda a combater a fibromialgia

Los estudios demuestran que los niveles de vitamina D en las personas que sufren de fibromialgia suelen ser bajos. Conocida como la vitamina de la luz solar, aumentar sus niveles en el cuerpo puede contribuir a disminuir la sensación de dolor, ya que actúa tanto en los nervios como en los músculos.

La principal fuente de vitamina D es el sol, pero también se puede encontrar en alimentos de origen animal como productos lácteos, peces, carnes y huevos.

Acupuntura
Esta técnica milenaria china puede ser utilizada como tratamiento complementario eficaz para la fibromialgia. Además de ayudar a aliviar dolores crónicos, los pacientes también suelen reportar una mejora en los niveles de ansiedad y cansancio.

Si usted está sufriendo con los síntomas, definitivamente vale la pena intentarlo. Sin embargo, recuerde que el alivio es temporal, por lo que lo ideal es hacer sesiones de acupuntura regularmente.

Magnesio, selenio y calcio
Estos tres minerales son importantísimos para la salud y pueden ser de gran ayuda en el tratamiento de la fibromialgia, contribuyendo a aliviar la sensación de dolor. También son importantes para fortalecer los huesos.

El magnesio se puede encontrar en la espinaca, los espárragos, la lechuga y la lenteja. La mejor fuente de selenio es la casta, pero también está presente en la harina de trigo, pescados, carnes y huevos. El calcio se puede obtener a través de la ingestión de leche y derivados, brócoli, espinaca, grano de soja y semillas de chi.

Masaje y drenaje linfático

Drenagem linfática é um relaxamento contra a fibromialgia

Cualquier tipo de masaje ofrecerá al paciente con fibromialgia una sensación de relajación y bienestar que ayuda a atenuar los síntomas de dolor, ansiedad y fatiga. Sin embargo, el drenaje linfático puede ir aún más lejos como tratamiento de esta condición.

Los movimientos rítmicos aplicados ayudan al cuerpo a deshacerse de residuos y toxinas, además de promover la circulación de fluidos y el flujo sanguíneo, acabando con bloqueos linfáticos que pueden ser una de las causas de los dolores.

Té de tomillo
Prepara un té con dos cucharadas de tomillo seco y medio litro de agua. Beba un vaso por la mañana, luego de levantarse, y otro cuando los dolores comiencen a aparecer. Esta receta ayudará a reducir los dolores de las características de la fibromialgia.

Meditación
Los estudios demuestran que la meditación puede ser capaz de alterar la forma en que el cerebro procesa signos de dolor. De esta forma, puede ayudar a aliviar los síntomas de dolor comúnmente asociados a la fibromialgia.

Meditar aún reduce el estrés y calma la mente, proporcionando relajación y un descanso más profundo que ayudan al cuerpo a curarse de los dolores.

Vinagre de manzana

Cualquier tipo de masaje ofrecerá al paciente con fibromialgia una sensación de relajación y bienestar que ayuda a atenuar los síntomas de dolor, ansiedad y fatiga. Sin embargo, el drenaje linfático puede ir aún más lejos como tratamiento de esta condición.

Los movimientos rítmicos aplicados ayudan al cuerpo a deshacerse de residuos y toxinas, además de promover la circulación de fluidos y el flujo sanguíneo, acabando con bloqueos linfáticos que pueden ser una de las causas de los dolores.

Té de tomillo
Prepara un té con dos cucharadas de tomillo seco y medio litro de agua. Beba un vaso por la mañana, luego de levantarse, y otro cuando los dolores comiencen a aparecer. Esta receta ayudará a reducir los dolores de las características de la fibromialgia.

Meditación
Los estudios demuestran que la meditación puede ser capaz de alterar la forma en que el cerebro procesa signos de dolor. De esta forma, puede ayudar a aliviar los síntomas de dolor comúnmente asociados a la fibromialgia.

Meditar aún reduce el estrés y calma la mente, proporcionando relajación y un descanso más profundo que ayudan al cuerpo a curarse de los dolores.

Vinagre de manzana

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*