Dificultades respiratorias en Fibromialgia.

e.

Las dificultades respiratorias y la falta de aire (disnea) son un síntoma común en las personas con fibromialgia, de hecho, más de la mitad de los pacientes con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica desarrollan trastornos de la respiración..

 

Dificultades respiratorias en Fibromialgia

Estos trastornos respiratorios suelen causar una amplia gama de síntomas en ocasiones alarmantes, que pueden llegar a provocar confusión mental, mareos, irritabilidad, dolor en el pecho, sensación de entumecimiento y otros.

 

La falta de aire
Existen algunas teorías que tratan de explicar por qué los pacientes con fibromialgia sienten que les falta el aliento, por ejemplo:
-Que exista una anormalidad asociada a la fibromialgia en el tallo cerebral, lo que podría ser responsable de la disnea (esta teoría no está del todo comprobada).

 

-La falta de aire al respirar podría ser resultado de una falta de regulación de la hormona tiroidea, esto ocasiona debilidad de los músculos respiratorios, incluyendo el diafragma y los nervios frénicos. Los nervios no envían señales suficientemente fuertes hacia el diafragma, dificultando su capacidad de contraerse normalmente y tomar el aire necesario..

 

-Se puede experimentar la sensación de falta de aire por hacer respiraciones demasiado cortas. Inconscientemente, muchas personas con fibromialgia realizan respiraciones rápidas y muy pequeñas utilizando los pequeños músculos de su pecho, en vez de hacer una respiración lenta y profunda con los grandes músculos del abdomen.
Estas modificaciones en la respiración se deben, en gran parte, a un temor por parte de los pacientes a sentir más dolor. Muchos de ellos sufren de dolor en la zona del tórax y evitan hacer respiraciones profundas, pues las asocian con un incremento del dolor.

Este dolor conduce a un patrón de respiración superficial, ya que sólo se amplía la parte superior del pecho y no los músculos abdominales inferiores.

 

Estos cambios son muy sutiles y la mayoría de las personas no se dan cuenta que su patrón de respiración está fuera de sincronía y no saben que realizar respiraciones cortas puede traer como consecuencia otros problemas.
Una respiración abdominal profunda tiene un efecto calmante, además de lograr que el cuerpo reciba más oxígeno. En cambio, las respiraciones poco profundas hacen que el individuo se sienta tenso y ansioso, lo que tiende a empeorar su dolor por fibromialgia, sin contar que también empeoran los trastornos del sueño.
Aprenda a respirar correctamente
La verdad es que tanto las personas sanas como quienes padecen fibromialgia tendemos a respirar de forma incorrecta. Una respiración profunda debe hacer que el estómago se amplíe hacia el exterior, no que se contraiga, como hace la mayoría de la gente.
Existen algunas estrategias que podemos seguir para comenzar a respirar correctamente, lo que a la vez podría ayudar a disminuir la falta de aire.

 

La medicina oriental nos enseña que el flujo de energía del cuerpo “chi” puede ser bloqueado debido a una respiración inadecuada. La práctica del Qi Gong ha demostrado ser muy beneficioso para los pacientes con fibromialgia que además padecen problemas respiratorios ya que consiste en técnicas y ejercicios muy suaves destinados a mejorar la respiración y el “chi” o flujo de energía.
Si un paciente con fibromialgia siente dolor en el pecho y esto le provoca una dificultad para respirar profundamente, puede aplicar calor húmedo sobre su pecho para relajar los músculos. También puede tomar un baño con al agua bien caliente añadiendo esencia de eucalipto o tomar una sauna durante 10 minutos al día, esto le ayudará a mejorar esta tensión dolorosa a largo plazo..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!